ALGO QUE CONTAR

Sobre mí


Mi nombre es Agustín Pacheco y soy un fotógrafo apasionado por los sentimientos que transmiten las fotografías y por hacerlos táctiles a la memoria, porque la vida sin ellos se encuentra vacía.

Nací en el siglo pasado, cuando las televisiones eran aún en blanco y negro, las cámaras fotográficas usaban carrete de película y tardabas, cuando menos, un par de días en ver el resultado de las fotos que habías tomado. Algunas de las mejores fotografías de aquella época fueron las que no llegué a tomar.

Me lancé de lleno a esto de la fotografía cuando la transición de lo analógico a lo digital llegó al nivel de usuario, haciendo inseparables de mi vida la fotografía y la informática aplicada a ella, llevándome a superar amplia y más rápidamente el número de fotografías horrendas, como dijo aquel genio de la fotografía, a partir de las cuales tu trabajo empezaría a ser notablemente mejor.

Impulsado por la familia y amigos, a parte de una crisis mundial que venía comiéndose mis ahorros, decidí convertir mi afición en una profesión. El resultado viene siendo mucho mejor de lo esperado consiguiendo un alto grado de satisfacción en mis clientes, animándome a continuar en el camino que tuvo como colofón del año 2017 la apertura de una pequeña tienda/estudio en San José de la Rinconada. 


Y mis formas de entender la fotografía


Mi trabajo es honesto, tratando siempre con el máximo respeto a las personas que fotografío, buscando captar su personalidad única frente a poses estereotipadas y haciendo de cada reportaje un recuerdo palpable de sus vidas.

Tal vez tú seas de esas personas que no le dé importancia a las fotografías, es un problema habitual en los tiempos que corren en los que estamos saturados de imágenes de usar y tirar, que permanecen en el móvil hasta que cambiamos de modelo o hasta que nos hace falta liberar espacio para instalar una nueva aplicación. Te pido que te tomes un momento y observes mi Galería, si después sigues pensando que no te gustaría conservar esos momentos probablemente no lleguemos a entendernos.

Cuanto más avanza la tecnología más se afianza en mí la creencia de que la fotografía no la hace la cámara, sino el fotógrafo. Él es el que la imagina antes de mirar por el visor, antes de pulsar el botón. La cámara es su instrumento, como el pincel lo es de un pintor. La fotografía es pasar muchas horas trabajándola y estudiándola, no comprar la mejor cámara del mercado y esperar que ella te haga un fotógrafo.

Agustín Pacheco