15 de febrero, 2018 · General · Comentar ·

La Puerta

Puse una puerta en mi casa 
para proteger lo que más quería, 
pero la soledad me hizo abrirla 
a quien me robó 'to' lo que tenía.

Sus ojos negro azabache, 
el veneno de su boca... 
fue quitándome el 'sentío' 
de manera sigilosa.

No se 'jartó' hasta hacer suyo, 
de mi casa, cada rincón. 
Ten cuidado, amigo mío, 
cuando entregues tu corazón. 

_AGU5820

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 5 =
Ver anterior | reciente

Últimas entradas