Por poco

10 de octubre, 2022 - Personal - Comentarios -

Un segundo puesto que sabe a pura gloria

Tras unos años vividos en pandemia que aproveché para ampliar mis conocimientos en fotografía en la muy fabulosa Escuela de Arte de Fotografía y habiendo concluido mi formación con uno de los mejores trabajos de mi vida, decidí presentarme de nuevo al concurso de Casarescomo en el 2019.

Las bases para este concurso son, muy resumidas, requieren obras que repliquen un fotograma de una película o una fotografía que emule a un fotograma de una película, que refleje algún objeto o edificio relacionado con el cine o porque la composición tenga a juicio del autor carácter cinematográfico.

Conociendo muy bien mi trabajo realizado y teniendo algunas fotografías de él que se adaptan como un guante a la composición usada frecuentemente en el cine envié mi fotografía al concurso.

De nuevo la impaciencia y de nuevo seleccionada mi obra entre las treinta mejores. Podría optar al primer puesto o a uno de los tres segundos, como aquella primera vez.

Un correo electrónico que comenzaba con: "Por la presente, tenemos el placer de comunicarte..." ya me hizo dar saltos de alegría. Era la confirmación de que mi trabajo se reconocía, de que mis esfuerzos por mejorar cada vez eran recompensados. Un segundo puesto que ha sido para mí tocar con los dedos esa gloria.

También ha sido un punto de inicio para este proyecto, Dolores, que tiene un futuro abierto de posibilidades con más concursos y exposiciones del que espero dar noticias a corto plazo.

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 2 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías